miércoles, 20 de mayo de 2015

Beneficios de la Chía (Muuuuuuchos!)

Las semillas de chía merecen ser denominadas un superalimento ya que se le atribuyen 2 veces la proteína de cualquier otra semilla, 5 veces el calcio de la leche entera, además del boro, mineral que ayuda a la absorción del calcio en los huesos, 2 veces la cantidad de potasio de los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, y 3 veces más hierro que las espinacas, aparte de grandes cantidades de ácidos grasos esenciales omega 3. También es fuente de magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc y otras vitaminas.

Son una fuente completa de proteínas, proporcionando todos los aminoácidos esenciales en una forma fácilmente digerible. También son una fuente fabulosa de fibra soluble, las semillas absorben el agua (de 9 a 12 veces su peso en agua) y crean un gel mucilaginoso.

Por su alto contenido de antioxidantes  ayudan a prevenir los daños de los radicales libres en tu cuerpo, el envejecimiento prematuro de la piel e inflamación de los tejidos.

Las semillas de chía son también un aliado valioso para los pacientes con diabetes debido a su capacidad para frenar la rapidez con que nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en azúcares simples, controlando los niveles de azúcar en sangre.

Las semillas de chía son muy ricas en ácidos grasos omega-3, las grasas "buenas" que nos protegen contra la inflamación y son importantes para la salud cardíaca y el colesterol. Es la fuente vegetal que más omega 3 posee, incluso más que las semillas de lino.  Por mismo peso la chía contiene más ácidos grasos omega 3 que incluso el salmón.

Y por su suave sabor, es muy fácil de incorporar en cualquier alimento:

• Bebidas (en Agua de limón, jugo, agua natural, etc.)
• Panes (Delicioso previo a cocinar el pan francés,  después de sumergir en huevo)
• Ensaladas (le da un toque crujiente)
• Fruta

Aquí les paso un TIP:   Una buena forma de tomarla es diluyéndola en agua. Es recomendable esperar 10 minutos para que absorba el agua, pero de repente no tengo el tiempo de esperar a que esto suceda, por lo cual la dejo lista diluida en agua o jugo en el refrigerador para tomarse.



1. Utilizar preferentemente un vaso de vidrio
2. Poner en el frasco 1/6 parte de chía, por 5/6 de jugo o agua
3. Remover abundantemente y hacerlo cada minuto (más o menos) para que no se apelmace la chía.
4. Después de 10 minutos ya deberá estar totalmente incorporada con el líquido
5. Incorpora 2 cucharadas de la chía hidratada a un vaso de agua o jugo, mezcla bien.
6. Y disfruta dos veces al día.
7. La chía hidratada refrigerada te puede durar 1 semana en el refrigerador.

Es un excelente alimento, económico y que lo pueden consumir inclusive los niños y ¡les encantará!

No hay comentarios:

Publicar un comentario